La pisada

Muchas veces los corredores suelen manifestar dolores comunes: tobillo, rodilla y cadera van a la cabeza. Estos dolores pueden ser provocados, en ocasiones, por acumulación de fatiga y/o escasa recuperación. Pero en otros casos pueeden deberse a una pisada incorrecta.

El análisis de la pisada se realiza desde varias perspectivas. Para empezar, hay que considerar la posición del pie al tomar contacto con el suelo. Desde esta perspectiva, algunos suelen orientar la punta del pie hacia afuera y otros hacia adentro. La posición idea es, obviamente, apuntando hacia adelante. Este problema puede deberse a deformaciones óseas a nivel de la rodilla, y que producen una mala orientación del pie. Biomecánicamente la pisada es deficiente porque la fuerza de impulsión no concuera con la línea de la carrera, y por lo tanto hay un “mal-gasto” de energía.

Otro aspecto a considerara es la amortiguación realizada por el talón y la impulsión producida por el metatarso y los dedos. Pueden aparecer casos donde al caer el corredor apoya todo el pie, o donde al despegar empuja con todos los dedos al mismo tiempo (cuando debería ser el gordo el último en empuja). Este problema puede deberse a malformaciones óseas en el tobillo, o también a la tensión excesiva de los músculos plantares. La forma del pie esta preparada para caer sobre el talón e impulsar con los dedos, y por lo tanto esto debe respetarse para evitar futuras lesiones.

El tercer aspecto a considerar es la pisada propiamente dicha, es decir, el momento durante el cual la mayor parte de la planta del pie esta en contacto con el suelo. Si observamos una pisada desde atrás, podremos ver una línea imaginaria que va de forma paralela al suelo y que cruza a la altura de los maléolos. También veremos otra línea, en este caso perpenticular al suelo, que baja por el centro de la pierna. En la posición neutra, que es la idea, estas líneas convergen a 90º. Cuando el ángulo es mayor, estamos frente a una patología llamada “pie supinador”. Y cuando el ángulo es menor, estamos frente a un “pie pronador”. Estos dos tipos de pisada pueden traer serios problemas que afectarán, incluso, a la estructura ósea del pie.

Finalmente hay que considerar el arco del pie. Todos conocen las desventajas del pie plano, pero pocos han escuchado hablar del “pie cavo”. El pie cavo es una patología inversa al pie plano, y por lo tanto presenta un arco muy elevado, haciendo que la distribución del peso hacia el talón y los dedos se acentúe en relación a un arco normal. El pie cavo también produce deformaciones en el pie que con el tiempo pueden volverse muy dolorosas.

El punto central de todo este tema es que los problemas del pie terminan por alcanzar a las mismísimas vértebras cervicales, si es que la patología se intensifica y prolonga en el tiempo. Así es como van apareciendo dolores de rodilla, cadera, columna y cuello. ¿Qué nos conviene hacer? Para empezar, buscar un centro especializado en estudios del pie, a fin de conocer nuestra pisada y entrenar para mejorarla. Con ese conocimiento encima, basta con elegir los modelos de zapatilla que más nos gusten, siempre y cuando sean los correctores para nuestro tipo de pisada. Cuidar nuestros pies significa cuidar y mejorar nuestra mecánica de carrera.

About these ads

2 pensamientos en “La pisada

  1. Erick, la duda que me quedo, es si existe alguna salvedad o diferencia en la pisada, cuando se hace velocidad. Aparte de saber de que se trabaja con la punta del pie, y no es taloneada.

  2. Andres:
    La idea es que lo pienses mas alla del entrenamiento. La pisada incorrecta puede aparecer en cualquier persona, ya sea deportista o no.

    En el caso del velocista, puede ocuparse de su pisada como cualquier persona. Al momento de realizar los trabajos especificos de velocidad, donde solo apoya media planta y punta, entonces tendria que entrenar con los zapatos con clavos, como corresponde. Pero se trata de un momento del dia, durante un momento del entrenamiento y nada mas.
    En la velocidad, sin embargo, tambien se considera la pisada en cuanto a la direccion de los pies, si apuntan afuera o adentro y demas. Y por otro lado, aunque solo trabajes con media plata y punta, cuando mejos cuides tus pies, mejor aprovechamiento de la energia vas a tener.
    Saludos y hasta pronto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s