Juan Carlos Zabala

Desde siempre, los Juegos Olímpicos y el Atletismo han ido de la mano. En la Argentina, hablar de atletismo es hablar de un deporte que practican hombres y mujeres que desconocen el asedio de la prensa, los clubes italianos, las altas cotizaciones y los mundiales millonarios. Sólo algunos atletas, tal vez los más aptos, logran en el pináculo de su carrera apenas gozar de un instante de popularidad, y luego vuelven al olvido.

En este lamentable circuito cayeron muchos corredores, saltadores y lanzadores que hoy, muertos o retirados, constituyen un ejemplo de perseverancia y lucha pocas veces imitado. Nuestro deber es resaltar sus nombres y mostrar un camino. A veces hablaré de ellos y otras veces comentaré sobre la situación actual. Conocer la historia pero también el presente será la mejor herramienta para lograr que el atletismo argentino crezca.

Hoy quiero invitarlos a descubrir una leyenda: Juan Carlos Zabala. Tal era el nombre del “ñandu criollo”, un pibe quien con sólo 19 años se alzó con la medalla de oro de la prueba madre del atletismo: la maratón. En agosto de 2008 se cumplirán 76 años de su hazaña, sólo igualada en 1948 por Delfo Cabrera.

Corría el año 1932 cuando la ciudad de Los Angeles se vió sacudida por la inesperada victoria de un menudo joven de 56 kilos y 1,52 de estatura, quien además se dio el lujo de imponer un récord olímpico cubriendo los 42.195 metros en 2h 31m 36seg.

Nacido en Rosario, Santa Fe, el 21/9/12, Juan Carlos Zabala pasó a la historia como el primer argentino en ganar una medalla dorada y cosechar una serie de éxitos pocas veces vista: batió el récord mundial de los 20 kilómetros en 1936, obtuvo 194 victorias en carreras internacionales, 5 títulos sudamericanos y 4 títulos argentinos en diferentes distancias.

El 24 de enero de 1983 Juan Carlos Zabala se fue pero dejó una enseñanza, una idea que otros pueden tomar y seguir, una frase que dibuja el perfil de un atleta completo y preparado: “Yo gano la maratón o me recoge una ambulancia”.

Anuncios

5 pensamientos en “Juan Carlos Zabala

  1. Reinaldo Gorno en el maratón de los juegos olímpicos de Helsinsky en 1952, salió segundo detrás de Emil Zatopek, y bajó el tiempo de Delfo Cabrera ganador de el maratón en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948, toda una hazaña la de Gorno, competir con “La locomotora Checa” como le decían Zatopek, considerado el mejor fondista del mundo en esos años. Pocos recuerdan a Gorno, pero su segundo puesto detrás de Zatopek y su tiempo están entre las mejores triunfos del atletismo argentino.

  2. Victor:
    Tenés toda la razón, pero por desgracia el atletismo prácticamente no existe en Argentina.
    La gente no tiene la más mínima idea de lo que debe enfrentar un deportista amateur a la hora de competir. Y los periodistas deportivos, que se supone que deben saber un poco más, hablan desde la opinión sin conocer la realidad que viven atletas, judocas, jugadores de handball y voley, etc.
    Saludos y hasta pronto.

  3. Si pero talento y gente capacitada a mi modo de ver, eso no falta, solo falta que se promueva estos deportes amateur y que haya apoyo, por supuesto.

  4. Fueron todos grandes y extraordinarios Juan C. Zabala, Delfo Cabrera, Reinaldo Gorno, Osvaldo Suarez etc. y tantos otros lamentablemente, poco se ocuparon de ellos y del resto de los atletas los gobiernos de turno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s