El entrenamiento de la resistencia en la infancia

¿Podemos “entrenar” la resistencia en niños de 6 a 10 años? Esta es una pregunta muy común entre los estudiantes, quienes suelen asociar el término entrenar con el alto rendimiento deportivo. Esto no es así. Entrenar tiene que ver con alcanzar un nivel superior en el estado de forma. Desde esta perspectiva, el entrenamiento de la resistencia en la infancia deja de ser una opción para convertirse en una obligación.

Durante esos añor, el profesor buscará explotar el sistema aeróbico de producción de energía, sobre todo porque algunas de las enzimas glucolíticas propias del sistema anaeróbico aún son insuficientes como para ser tenidas en cuenta. Así, el gran porcentaje de los trabajos se orientará al desarrollo de la resistencia de base, buscando optimizar la técnica de carrera y promoviendo el uso de los ácidos grasos libres. De esta forma el entrenamiento mejora la resistencia general al tiempo que favorece el gasto energético.

Por otra parte, el entrenamiento aeróbico en esta etapa de la vida servirá de base para el trabajo anaeróbico que se iniciará en la pubertad. Sin embargo, pueden incluirse algunos trabajos de carácter anaeróbico siempre y cuando sean breves y con pausas muy amplias.

Existen varios métodos para el desarrollo de la resistencia, siendo el de carrera continua el que ofrece mayores posibilidades de control, ya que permite medir el tiempo y la distancia. No obstante hay que pensar en que el abuso de esta metodología puede presentar ciertos inconvenientes: ningún chico quiere salir a trotar 15 o 20 minutos todos los días.  Por eso, la carrera continua puede mezclarse con entrenamientos que incluyan pausas y cambios de ritmo: los juegos.

Cualquier tipo de juego que lleve al niño a correr sin importar la intensidad de la carrera será un agente promotor de la resistencia. Esta metodología ofrece la ventaja de ser placentera y atractiva, aunque es muy difícil establecer los tiempos de trabajo y descanso. Por tal motivo, existe una tercer variante para el entrenamiento de la resistencia en niños: los circuitos. Sobre este tipo de entrenamiento ya hemos hablando en otro momento. (Ver post)

Con respecto a la frecuencia semanal de entrenamiento, lo idea sería de 3 a 4 veces hasta los 10 años, para pasar a 5 o 6 estímulos luego de los 13 años. La realidad de nuestr educación física esta muy lejos de estos objetivos, y lo cierto es que mucho del entrenamiento que los niños realizan lo hacen fuera de toda supervisación. De todos modos, sería bueno asegurarse una base diaria de al menos 20 a 30 minutos de trabajo.

La intensidad siempre será baja y media, dejándose para casas especiales los trabajos de alta intensidad. Hay que recordar que el niño no se encuentra apto para trabajos anaeróbicos lácticos ni física ni psíquicamente. Sólo a través de trabajos aeróbicos podrá ir construyendo la confianza necesaria como para ir adentrándose en actividades más fuertes.

Finalmente sería bueno tener en cuenta la utilización de un calzado apropiado para los entrenamientos de resistencia, los cuales a su vez deben ser practicados siempre sobre terrenos suaves y blandos. Como la termorregulación en los niños no es muy eficiente, conviene evitar la práctica de tales actividades cuando la temperatura supere los 28 a 30º, como así también en ambientes muy cargados de humedad. Recordemos que más allá del 75% la capacidad de enfriamiento del cuerpo se ve seriamente comprometida debido a que el medio ya no puede tomar el líquido y el proceso de condensación queda anulado.

Posts relacionados:

4 pensamientos en “El entrenamiento de la resistencia en la infancia

  1. Celebro la creación de esta web del amigo y alumno Eric. Esto significa un paso adelante en su camino profesional y lo valoro como tal.

    Creo que una de las cosas que se debe tener en cuenta cuando se habla de entrenamiento de cualidades físicas en las edades que mencionas (6 a 10 años), creo que sería mejor hablar de desarrollo y dejar el término entrenamiento para las edades específicas del desarrollo de dicha cualidad.

    Finalmente, que es importante que cuando se busca desarrollar este tipo de cualidad, en edades de iniciación al deporte, máxime si se trata de juegos deportivos colectivos, la misma tenga un contenido lúdico para lograr adherencia del niño a la práctica deportiva y que la misma no se transforme en un “trabajo”.

    Un abrazo y celebro tu inquietud

  2. Pablo:
    Gracias por participar en este blog que ya tiene un año y medio de vida. El reconocimiento de los pares siempre es muy importante.
    Concuerdo en lo que decis respecto del tipo de entrenamiento (o desarrollo) de la resistencia en los niños.
    Saludos y hasta pronto.

  3. hola Eric, leyendo comentario del profesor Esper(reconocido profesional del deporte), con respecto al termino “entrenamiento en edades infantiles”, no seria mas adecuado el el termino ENTRENABILIDAD: es la influencia que determina esfuerzos fisicos sobre las capacidades motrices del niño, con la finalidad de mejorar el rendimiento dependiendo de la maduracion de las funciones fisicas implicadas, el concepto me parece que tiene una corelacion con las fases sensible del niño, permitiendo en todo caso que las actividades no sean sistematicas con un gran variedad acciones ludicas, como para permitir que desarrolle cada unas de las capacidades motrices en forma placentera, y no plantearlo como un “TRABAJO”, inducir a travez de ejercitaciones tecnicas con gran contenido fisico a modo de juego, bien Eric, un gustazo volver dejar este comentario, estoy a tu disposicion.
    el correntino

  4. diego:
    Hola Diego, como va, tanto tiempo!
    Si, es verdad lo que dice Esper, y ya he intercambiado opiniones por este medio acerca de la terminologia con respecto al entrenamiento en edades tempradas.
    Yo estoy de acuerdo en que un “entrenamiento sistematizado” no comienza hasta despues de los 14 años, o mas incluso.
    En lo que no me detengo es demasiado en los terminos. O sea, todos sabemos mas o menos a que estamos haciendo referencia, asi que podemos hablar de “entrenabilidad”, “formacion fisica polifacetica”, “desarrollo fisico multiple” o el nombre que quieran, pero siempre atendiendo a las caracteristicas individuales del desarrollo, ya que debemos recordar que por otro lado la edad cronologica no siempre va de la mano con al biologica.
    Este es otro punto interesante que muchas veces no se tiene en cuenta, y esta bien que tomemos parametros y asumamos posturas, pero al menos en mi caso las definiciones nunca son del todo importante.
    Ayer casualmente una alumna del profesorado me comentaba que le habian ofrecido un trabajo para trabajar la fexibilidad de una niña que practicaba danzas … de 4 años de edad… O sea, estas cosas me parecen mucho mas importantes, la nocion del entrenamiento sistematizado, que no puede aplicarse en edades tan tempranas.
    Como siempre Diego, un gusto contar con tus comentarios.
    Saludos y hasta pronto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s