Lactato o ácido láctico

Es un compuesto orgánico que ocurre naturalmente en el cuerpo de cada persona. Además de ser un producto secundario del ejercicio, también es un combustible para ello. Se encuentra en los músculos, la sangre y varios órganos, la fuente primaria del Lactato es la descomposición de un carbohidratos llamado glucógeno, este se descompone y se convierte en una sustancia llamada Pirúvico y durante este proceso produce energía. Si esta energía es anaeróbica porque no utiliza oxígeno, cuando se degrada aún más en presencia de O2 es una energía aeróbica sin embargo, si la célula no tiene la capacidad para utilizar más Pirúvico producido químicamente se convertirá en Lactato. Con el entrenamiento muchas células pueden adaptarse para utilizar más Pirúvato y por lo tanto, producen menos Lactato.

Este producto está presente en todo momento, cuando descansamos en la vida cotidiana, pero en niveles muy bajo, es decir cuando incrementamos la intensidad del ejercicio o actividad de trabajo, se producen grandes cantidades de Piruvato rápidamente que luego se convierte en Lactato.

Otra razón de índole muscular es cuando las fibras de contracción rápida no tienen capacidad para mantener el Piruvato en energía aeróbica, se convierte en Lactato. Este producto es muy dinámico, en primer lugar, el trata de salir de los músculos y entrar en otros músculos cercanos, el flujo sanguíneo o el espacio entre células musculares donde hay una concentración menor de Lactato, pudiendo acabar en otro músculo cercano o en algún otro lugar del cuerpo. En segundo lugar, cuando el Lactato es aceptado por otro músculo, probablemente será convertido en Piruvato utilizando energía aeróbica.

El entrenamiento incrementa las enzimas que rápidamente convierten el Piruvato en Lactato y viceversa. Esta sustancia excesivamente da una sensación de “quema o apretar” producto de la gran acidez en el organismo que determina de alguna manera la fatiga del individuo. El Lactato se mide a través una muestra de sangre y se expresa en mMol por litro, el Lactato sanguíneo durante el descanso se mantiene entre 1 mMol/L y 2 mMol/L y en competencias principales llegan a 25-30 mMol/L.

FORMULAS:   Ácido láctico o lactato: C3H5O3

Ácido Pirúvico o piruvato: C3H3O3

TÉRMINOS CIENTÍFICOS DEL LACTATO EN ESFUERZO **

PRODUCCIÓN: es la formación de un metabolito (en mMol), tal el ácido láctico, que puede ser medido por la infusión de moléculas isotópicamente¨marcadas¨. Es sinónimo de tasa de aparición (Ra) de lactato en la sangre.

REMOCIÓN: expresa la reconversión de ácido láctico en ácido Pirúvico, con medición similar con tecnología de “trazadores¨ isotópicos. Es sinónimo de tasa de desaparición (Rd) de lactato en sangre.

STEADY-STATE (Estado de equilibrio): significa el equilibrio o equiparación de las tasas de aparición (Ra) y desaparición (Rd) del lactato en sangre. Reproducen el equilibrio proporcional de Ra=Rd en el espacio intracelular.

“TURNOVER” : es la tasa metabólica de remoción (Rt) en mMol/min. Expresa la cantidad de ácido láctico que se reconvierte a ácido Pirúvico en la unidad de tiempo. En el estado de “steady-state”, Rt=Ra=Rd. En otras situaciones de esfuerzo, el Rt puede ser más lento o más rápido.

ACUMULACIÓN: el ácido láctico se acumula en situación de “Non-steady-state”. (No estado de equilibrio). Puede ser la consecuencia de tres situaciones: Ra>Rd:Ra= y Rd disminuido; Rd en aumento y Rd= o en disminución.

OXIDACIÓN: tasa de oxidación (Rox) porcentual de lactato que ha sido reconvertido previamente a piruvato. Se mide por cantidad de CO2”Marcado” con isótopos radiactivos que aparecen en la espiración de aire pulmonar.

UMBRAL LACTACIDO: es un esfuerzo a incremento progresivo, el lactato crece en relación lineal a la carga de esfuerzo y al aumento del VO2. Cuando la carga se sigue incrementando, la concentración de ácido láctico se incrementa abruptamente, generando un brusco cambio de la relación lineal a exponencial entre la intensidad de esfuerzo y la cantidad de lactato, asumiéndose que el punto de modificación de la curva es el punto de ruptura de lactato (Láctate Break-Point.)

*www.lactate.com

** Mazza,Juan Carlos. Fisiología del Ejercicio. En: Cuerpo & Mente en deporte

Autor: Diego Banquero (diegobanquero@hotmail.com)

Control bioquímico del ejercicio

En Argentina, que un deportista pase por el laboratorio es más o menos una ficción. El amateurismo reinante sumando a la falta de infraestructura y capacitación de los entrenadores hace que todo siga siendo a la antigua. Por lo tanto, la evaluación muchas veces queda a merced del “ojo clínico” del entrenador, lo cual carece de rigor científico. Y en el ámbito del laboratorio, las evaluaciones bioquímicas son, tal vez, las más improbables de realizar. Aun así, intentaremos hacer un breve repaso sobre las más empleadas, con la esperanza de que algún día la infraestructura y el profesionalismo lleguen a todos los deportes.

El lactato en sangre

Hace unos veinte años fue uno de los temas centrales de la fisiología del deporte. La concentración del ácido láctico en sangre fue motivo de discusión y debate durante dos décadas, y aún hoy las discrepancias perduran. Se sabe que la producción y remoción van de la mano a intensidades bajas o medias, y que pasado cierto umbral comienza su acumulación. Sin embargo, determinar ese umbral presenta importantes complicaciones. Desde el umbral convencional hasta el modelo log-log,  del modelo de tangente fija al individual, las oposiciones crecen. El modelo de concentración fija de Mader (1971) difiere del modelo individual de Kindermann (1981), y así sucesivamente.

Al final, investigadores y entrenadores cayeron en cuenta de que el lactato en sangre no era reflejo de lo que sucedía en el músculo, y mucho menos en la célula muscular. Todo esto sumando al alto costo de los reactivos y el hecho de tratarse de una técnica invasiva, terminó por dejar al test de lactato en desuso.

Amoníaco

La elevación del amoníaco con el ejercicio depende de la intensidad y duración del esfuerzo. Por otro lado, parece ser responsable de la fatiga por disfunción del sistema nervioso central (Brouns, Satis et al. 1990). La medición puede hacerse colocando una muestra de orina en un reflectómetro, por lo que su evaluación es fácil y sencilla.

Creatina kinasa

Tradicionalmente, un aumento de los valores de CK en sangre suponen un alto grado de fatiga. Esto, en ocasiones, puede deberse a una cansancio de tipo más bien muscular antes que metabólico, ya que la CK es una enzima del metabolismo fosfocreatínico.

Urea

La urea es un producto final del metabolismo proteíco. Para Lehmann y otros (1985), un aumento acelerado de urea puede ser un excelente indicador de un estado catabólico

Hormonas

Frente a determinadas cargas de trabajo, las concentraciones de testosterona y cortisol pueden variar considerablemente. Una disminución entre la relación entre ambas puede ser un indicador de fatiga.

Otra relación a considerar puede ser la que se entabla entre la adrenalina y la noradrenalina, y que parece revelar la carga psíquica en función del esfuerzo. En apariencia, y frente a esfuerzos de alta intensidad, ambas hormonas incrementan su concentración, pudiendo reflejar así los efectos de la carga de trabajo.

Posts relacionados:

Las bondades del ácido láctico

En el ámbito del entrenamiento de resistencia, el ácido láctico hace el papel de malo. Injustamente se lo ha hecho responsable durante años de los fuertes dolores que sufren los deportistas durante y después del entrenamiento. Pero he aquí la verdad: es inocente. Y no sólo eso: gracias a él, la actividad física puede continuar.

Cuando el ejercicio es muy intenso y sostenido, el único sistema capaz de entregar energía suficiente y a tiempo es el glucolítico. Cuando la enzima piruvato deshidrogenasa no alcanza a convertir el piruvato en acetil-coA y meterlo al ciclo de Krebs, el medio comienza a volverse ácido, a causa del drástico descenso del pH sanguíneo, producido por la presencia de hidrógeno libre. Este hidrógeno no esta libre por casualidad, pero su génesis escapa a los propósitos del presente artículo.

Lo importante es que hoy sabemos que el ácido láctico juega un papel fundamental en el metabolismo celular, gracias a que es la única manera por la cual el organismo dispone vías de escape para el hidrógeno libre, que desciende el pH sanguíneo hasta inhibir la contracción muscular. A través de la enzima conocida como lactato deshidrogenasa (LDH), el piruvato se une al hidrógeno libre para formar ácido láctico, permitiendo asi que el pH gire hacia lo alcalino.

Pero las bondades del ácido láctico no se terminan en este punto. Transportando en sangre hasta su destino final en el hígado, el ácido láctico es reconvertido en ácido pirúvico, para volver a estar disponible cuando sea necesario.

Sin dudas, la glucólisis anaeróbica es algo más complicada que este breve resumen. Pero el objetivo del blog no es capacitar fisiólogos, sino hacer más simple a la fisiología.